El gay aleatorio

Fher.jpg

Próximo partido

19-01-2018 22:00
 
Turbo Daily
-
Spartak

Último partido

12-01-2018 22:00
 
Spartak
3 : 4
Huebones F.C

Acceso

Síguenos en Facebook

Páginas amigas

Usuarios conectados

Hay 22 invitados y ningún miembro en línea

Todo equipo tiene un comienzo. Algunos mejores, otros.... diferentes. Han pasado más de 15 años desde que esos jovenzuelos imberbes, con gafas, sin hombros (aunque Luis sigue siendo una cañería, todo son codos)  decidieran formar parte de un equipo de fútbol. Quién nos iba a decir que después de tanto tiempo seguiríamos jugando juntos, pero ya se sabe, jugar con los amigos de toda la vida y verse cada semana, no tiene precio. Y si encima después de una derrota todo son sonrisas, mariconeos en las duchas y cañas… pues mejor que mejor.

Para los amantes de la historia, a continuación podéis leer un gran relato, con pequeños añadidos, de nuestro poeta particular Luis (con permiso de Dani.... que ya sabes... tu no caminas, tu acaricias el suelo)  que escribió años á para la primera web del Spartak de Bruguers a eso del 2003.

Primer año

Todo empezó en 1995, cuando la gran parte de integrantes del actual Spartak de Bruguers quiso formar parte del equipo de nuestro querido Instituto I.B Bruguers, lugar donde nos conocimos todos (que gran época). Cada año comenzaba con un ritual, cuasi satánico, para decidir mediante unas pruebas quien jugaba en el Equipo A ( con Anibal Murdock y compañía.. ) o en el equipo B.  Un gran testigo de esa tortura fue Victor, quien por intentar hacerlo lo mejor posible y alcanzar la fama, se cayó en cada uno de los pequeños charcos de agua que había en el terreno de juego, ganándose el apodo del Hombre-Charco. El único agraciado, o no, para jugar en el equipo A fue Luis. Desconocemos qué hizo para llegar a tan alto puesto, aunque con los años poco a poco entendimos que tenía algo que ver con su Luis "junior". Ahí se empezó a cultivar el verdadero espíritu del Spartak, que no es otro que: "si metemos 8 goles y faltan cinco minutos perdemos seguro" (frase de un gran entrenador que había por esos tiempos llamado Ginés). El equipo no pudo comprobar si era verdad o no, porque no recordamos haber metido 8 goles en esa primera etapa. Para los que sean fans de la estadística, los componentes del equipo B eran: Javi, Puro, Fher, M. Vallonga, M. Sierra, Carbonell, Victor, Cristian y Azogue. De entrenador teníamos al gran David, el único "mister" capaz de no hacer nada, pero eso sí, daba un buen rollo que te cagas. De hecho Dani acostumbraba a hacer de entrenador en la sombra, dándole consejos que numerosas veces eran aceptados por David.

manolosierraPara los que desconozcan la trayectoria de Javillas, comenzó la temporada de jugador, ya que nunca había estado bajo palos. Duró 5 minutos. Durante el primer partido de liga contra el Salamero se dió cuenta que hacía falta un portero cuando el I.B Bruguers perdía 7-0, y comenzó la ¿leyenda?. En estos momentos muchos opinarán que mejor no haberlo hecho...

No se sabe el paradero de gente como Vallo, Azogue o Carbonell (a parte del Facebook, claro está). Vallo era un defensa robusto aunque su juego con los pies dejaba bastante que desear. Aunque era incansable al principio de temporada las derrotas le pasaron factura y también los porros, todo hay que decirlo. Su juego al final de temporada fue penoso, cosa que no le hacía desentonar en el equipo.

También disponíamos de un gran ariete como fue Azogue. Tenía cuerpo y fuerza, pero carecía de todo lo demás. A alguien se le olvidó decirle que las patadas se daban al balón y no al suelo, partíendose el pié a mitad de temporada. Eso sí, tenía mucho estilo vistiendo. Podemos recordar sus modelitos con la camiseta del Rayo Vallecano y la del Barcelona de la época de Maradona y Migueli.

Por último Jordi Carbonell, conocido por todos como Fido Dido, y sus espectaculares remates de cabeza al estilo Chupa-Chups.

Recuerdo con gratitud como perdimos todos los partidos, normalmente por un repetido 13-0, a excepción de los encuentros con un equipo peor... la SA-FA. Con esos grandes resultados el I.B Bruguers acabó, como no, en la parte baja de la clasificación, sitio donde nos hemos encontrado muy cómodos a lo largo de los años. Dado nuestro lamentable paso por la liga fuimos invitados al torneo de los pijos de la SA-FA para ser apalizados. Pero la justicia es divina: les ganamos y tuvieron que comerse mierda hasta quedar empachados. Eso si, en la final, la SA-FA A nos ganó, con un arbitraje más que dudoso, para que los padres vieran a sus vástagos levantar el trofeo.

Segundo año

El segundo año fue el año del éxodo a tierras Santo Angelinas. 4 jugadores del I.B Bruguers decidieron marcharse al equipo del Santo Ángel motivados, en gran medida, por el "gran entrenaÉxododor" del instituto para aquel año. Los excursionistas fueron: Javi, Cristian, Oliver y Jose (alias "me afeito los cojones"). Todos recayeron en el Santo Ángel A, a excepción de Javillas.... Paradójicamente tengo que decir a su favor que esa fue la mejor temporada de su vida...

Algunos míticos, como Puro, Víctor (este año como portero por la ausencia de Javillas) o Fher siguieron jugando en el I.B.Bruguers con jugadores poco conocidos en el ambiente futbolístico de la ciudad. Destacaban el moro Finidi y Don Algodón, por su increíble olor a colonia barata (también conocida como colonia pachuli) En cuanto a Luís, decidió tomarse un año sabático, aunque desconoce los motivos. Pensó en muchas cosas durante ese tiempo, vio la progresión del equipo y en el mundillo del fútbol ya empezábamos a despuntar como un equipo lamentable.

Aquel año la liga tenía un formato extraño. Básicamente se hacía una primera vuelta para separar en dos grupos los equipos buenos y los malos. Está más que claro donde acabó el I.B. Bruguers. Lo paradójico de esta liga es que, misteriosamente, el I.B. Bruguers consiguió levantar el trofeo. Todo esto me hace reflexionar lo siguiente: si Javillas ha estado todos los años menos ese, y ha jugado casi todos los partidos menos ese año..... Quizá alguien tenga que empujarlo por las escaleras a lo Show Girls....

La liga acabó de la mejor manera posible, pero se avecinaban mejores tiempos para el I.B. Bruguers, con fichajes estrellas y la vuelta de hijos pródigos al equipo. Además de la vuelta de Luis a los terrenos de juego.

Tercer año

Empieza la temporada y con ella nuevas ilusiones y esperanzas de que nos metan cada vez menos goles. La nueva plantilla daba pie a hacer algo grande en la liga (eso significa no quedar otra vez penúltimos y que no nos ganase la SA-FA)

titanicEl equipo recupera a los jugadores exiliados y añade a grandes conocidos. Ese año el plantel era el siguiente: Javi, Puro, Fher, Santi, Chiqui, Luis, Fernando, Sergio, Cristian y Victor. Al que más tarde, en segunda vuelta, se uniría Dani. Como se puede observar en esas fechas ya se empezaba a perfilar lo que es hoy el Spartak. El entrenador era un conocido nuestro: Sergio. Qué decir de este entrenador... pues que fue el incursor del partido hoy conocido como "pachanga". El fichaje de la temporada fue Fernando Sebastián que enseguida comenzó a despuntar con sus regates y su goles. Los demás, en su línea (Víctor pegando coces, Cristian echándole la culpa a las botas de los fallos...) Otros mucho peor y ya se veía que iba a ser su último año en esto del fútbol. Fue el año del relevo de Javi en la portería por Dani, aunque se iban intercambiando la posición de cancerbero cuando los partidos lo requerían.

Como Gavà se nos había quedado pequeña y necesitábamos otros aires, empezamos a jugar en otras ciudades cercanas. Jugábamos en numerosas ocasiones en el instituto Sert de Castelldefells. Un instituto al más puro estilo del Bronx, con un campo de fútbol a lado de un estanque con patos (pobre patos). Como anécdota podemos recordar ese partido en que el cabrón del árbitro no trajo ni balón (defendiéndose diciendo que lo tenía que traer cada equipo, lo que nos dio a pensar que allí robaban más que en el McDonalls de Viladecans.... ¿verdad Fher?)

Hay cosas que nunca cambian, Víctor seguía haciendo amigos allí por donde iba, dejando señales de su paso a todos los jugadores contrarios en espinillas y demás. Aunque este año fue más allá, haciéndose "muy amigo" de integrantes del equipo. Aún recordamos esa gran amistad resumida en la siguiente conversación de amor:

Cristian: Víctor, ya sé porqué se hundió el Titanic (refiriéndose a la perfecta figura de Víctor)

Víctor: Porque conducía tu madre. Lo que provocó ocho millones de carcajadas dejando a Cristian con ganas de matar a alguien.

Por desgracia esa temporada traía un pan podrido debajo del brazo. A causa de una lesión que Luis arrastraba desde hacía más de un año, se vio inmerso en una operación de menisco. La recuperación fue larga y el equipo seguía igual. Aún cojo, Luis lo hacía mucho mejor que algunos que no nombraremos... (venga va, me refiero a Chiqui)

Por último cabe destacar que fue el primer año que jugamos en el Jacme March, esa gran pista con esas barandillas rompe cabezas al borde de  la banda. Qué grandes partidos perdimos allí....

Cuarto año

Por causas ajenas a nuestra voluntad recordamos pocas cosas de aquel año. Las más llamativas son el fichaje de Joan Marc y de Guti (con los inherentes piques con Javi con los que todos disfrutaban). Este año, a falta de uno, teníamos dos entrenadores: Geroni y Mariano.... Como diría Hulk Hoga: tiramisú.

Al igual que el año anterior nos teníamos que desplazar a otras ciudades (normalmente a Cornellà) para echar los partidillos, ya que habíamos cambiado a la categoría Juvenil. La forma de llegar hasta ellas no tenía ningún mérito (normalmente en autobús), pero si la forma de volver a casa... Llegamos a contar 6 personas en la parte de atrás del coche del padre de Puro (un Seat Ronda).

huidaLo mejor de ese año fue la anécdota denominada "Seguro que no os hacen nada ". Erase una mañana de Sábado en la que el I.B de Bruguers se enfrentaba al I.E.S Calamot en casa foránea. En un trance del juego Chiqui metió un gol de rebote con la cabeza al que todos conocemos como Backstreet Boy. Básicamente era un portero con la camiseta del Real Madrid de la séptima, tres tallas más pequeña y con pendientes.... le faltaba cantar lo de Everybooooooody, rock your booooooody. A lo que íbamos... Chiqui tuvo la maravillosa idea de celebrarlo al estilo Luis Enrique con el toquecito en el pecho, a lo que Fher espetó un "nefasto". Habíamos jugado muchas veces con los del Calamot y había buen feeling, pero aquel día entendieron que aquel "nefasto" se refería a como le habían metido el gol al BSB, y no por la celebración.

El ambiente estaba caldeado... y al final del partido nos esperaron en la única rampa de salida. Mariano, nuestro gran valeroso entrenador, se reunió con nosotros para decirnos que no nos pasaría nada. Fue salir de su boca la palabra "nada" y desapareció al puro estilo Homer Simpson.... con derrape de coche incluido. Así que nos tocaba enfrentarnos a la jauría de jugadores con ganas de venganza.

Finalmente no pasó nada, sólo un intento de linchamiento hacia Fher.

Quinto año: El Año

Llegamos al punto álgido de la historia del Spartak. El año en que decíamos adiós al equipo y posiblemente a muchos de los integrantes (o al menos eso creíamos).

El último año del I.B. Bruguers empezaba y ciertos jugadores como Luís o Dani ya no podían jugar al superar la edad permitida. Dani decidió convertirse en un "agente libre" y Luís recibió un premio que jamás hubiera imaginado en la vida. Tuvo el gran honor de convertirse en el nuevo entrenador del I.B. Bruguers, lo más alto que podía llegar un jugador spartano. Fue el año en el que más y bajas se sucedieron. Se fueron Dani, Cristian, Victor y Luís, y engrosaron las filas del equipo Villi, Eloi, Pina, Muro y Santi (otro Santi más conocido como "Santi Feo" y posteriormente como "Loko").´

La tónica de los entrenamientos se basaba en pasar de Luís, pero a la larga se demostraría que su método de entrenamiento nos iba a ayudar a alcanzar la gloria muy pronto. En general la marcha en la liga era bastante buena aunque fue cayendo a mitad de temporada. Seguíamos haciendo desplazamientos a sitios lamentables, aunque a veces jugábamos en pabellones cubiertos, todo un honor para nosotros. La temporada acabó con más pena que gloria y llegó otra vez el torneo de la SA-FA. Como cada año nos invitaron para poder ganar fácilmente su torneo, pero ese año iba a ser diferente.

El día anterior a la semifinal del torneo Javi, muy a su pesar, vio como el equipo estaba entrenando patéticamente, sin ganas, sin recordar que ese fin de semana sería, posiblemente, el último fin de semana que jugasen juntos. Se dirigió a Luís y pidió reunir a los jugadores. Soltó un discurso estilo Bravehart, medio bronca por la actitud que teníamos, medio sentimental por lo que nos estábamos jugando. El cambio en el equipo fue radical y eso se notó en el torneo. A ese discurso y a miles que vendrían en años posteriores se le conoce como "bronca de Javi".

Llegó el día de la semifinal contra la SA-FA B. Pese a la "bronca de Javi"  íbamos perdiendo 4-1 a falta de pocos minutos. Hasta que salió el estandarte.... Villi. Qué decir... Salió y metió todos los goles que quiso. Recuerdo al portero de la SA-FA gritando: "¡¡¡¡No dejéis que la cojaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!". Pero ese día era su día. Acabó marcando 4 goles y ganamos 5-4. La celebración de esa semifinal fue mítica, estábamos a punto de conseguir algo grande en el último partido con nuestro equipo de toda la vida.

El día de la final fue especial. La SA-FA humillada por el partido anterior decidió juntar el equipo A y el B (eliminado anteriormente) para hacer un equipo invencible (vamos que parecía un pokemon evolucionando). Nos faltan palabras para explicar el gran partido que hicimos. Desde el principio dominamos el juego. Destacamos a Santi, que después de una temporada floja, hizo el partido de su vida. A Eloi por sus grandes jugadas y en definitiva a todos por ser los mejores.

Cuando el árbitro hizo sonar el silbato, con el resultado de 5-1, los gritos de júbilo y alegría invadieron el campo de los pijos. Habíamos ganado el torneo SA-FA. Luís se sintió orgulloso de haber sido el único entrenador que había dado ese trofeo al equipo. Después de las obligadas fotos y enculadas en el vestuario regresamos a casa con pena por no volver a jugar juntos pero alegres por el éxito al que no estábamos acostumbrados. Gracias I.B Bruguers por estos años inolvidables, por formarnos como ¿personas? y como jugadores. Creo que hablo en nombre de todos cuando digo que siempre estarás en nuestro corazón.

A continuación los jugadores que tocaron el cielo en la final del torneo de la SA-FA (con 10 añitos menos)

final

 De derecha a izquierda: Javi, Eloi, Puro, Luis, Joan Marc (arriba) Santi, Fher, Chiqui y Villy (abajo)

2000 - ??

Una vez desaparecida la resaca del triunfo al estilo Rocky, Luis y Javi decidieron formar un equipo y apuntarse a una liga amateur. Y así fue. Se contactó con viejos integrantes del I.B. Bruguers, se formó el actual Spartak de Bruguers (después de arduas negociaciones con el nombre) y nos apuntamos a la liga de la Pava de los viernes, dónde aún seguimos.

Llevamos más de 10 años en esta segunda etapa y nos faltan todavía unos cuantos más. Han pasado muchos jugadores por este equipo: Villi, Alexis, Francesc, Orellana (dios mÍo...), Cristian, Nando, Alberto, Jose... Hemos vivido muchas derrotas, pero el espíritu sigue siendo el mismo: una panda de amigos pasando el rato juntos.

Esta última pestaña seguirá abierta hasta el día que decidamos colgar las botas y decir adiós, espero que queden al menos 5 años. Hasta ese momento....

¡¡¡FORÇA SPARTAK!!!

logo

 

Comentarios  

Javi
+1 # Me he emocionado...Javi 08-09-2010 20:31
Pos eso que me he emocionado al leerlo de nuevo :cry: ...
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Copyright © 2017 Spartak de Bruguers.
Todos los Derechos Reservados.