El gay aleatorio

briz.jpg

Último partido

21-06-2019 21:00
 
FS Renacidos
9 : 1
Spartak

Acceso

Síguenos en Facebook

Páginas amigas

Usuarios conectados

Hay 295 invitados y ningún miembro en línea

equipazo2019 2019El pasado viernes finalizó la temporada 2018-2019, una de las más largas que hayamos jugado, en comparación con las dos anteriores que acabaron en abril. Dada la pésima organización de La Pava, el partido era con un equipo que había abandonado la liga, así que decidimos jugar un amistoso con todos los espartanos posibles… ¡y conseguimos doce! Por fin pudimos hacernos una foto de equipo como Georgie manda después de ocho años. Los que decidieron no faltar a la cita fueron: Javi, Puro, Manu (¡que volverá en año que viene!), Fher, Dani, Jesús, Joan, Carlos, Pablo, Víctor, el todo poderoso Álex (vuelve cabrón) y Alberto, que esperemos que el año que viene haga un Neymar y vuelva. Por supuesto Alba no podía faltar, aunque intentó convencernos para ir a ver los fuegos artificiales. Tal como le dijimos, para petardos, los del equipo.

Lo primero que teníamos que hacer era entregar el trofeo de la LFS a Carlos, de nuevo campeón, tras perder el galardón la temporada pasada a manos de Alberto. Javi siempre tiene que dar la nota cómica y ayer no fue menos. El trofeo, que escenificaba un jugador chutando (si es para Carlos, supongo que a córner) había perdido una pierna durante el transporte. Total, que entregamos un trofeo de un jugador cojo a un jugador cojo (como todo el equipo) Muy adiente. Fher lo grabó todo y dentro de poco estará disponible en la web. Además, nuestro intrépido reportero grabó todo el partido: nos pasábamos la cámara unos a otros, grababa como Javi hacía el regate Grease… canela fina. Cómo nota cómica, mientras Fher hacía las fotos de perfil de todo el equipo, despejó el balón justo cuando Pablo le hacía la suya, saliendo disparado al iPhone, el cual se fue a la puta.

impotenciaY también indignación. Después de una temporada de marcadores ajustados, finalmente sucumbimos en el último partido perdiendo de paliza ante Renacidos. Nombre que les venía como anillo al dedo, ya que del equipo titular solo contaban con dos jugadores de los siete que aparecieron, saltándose la normativa de La Pava por el forro de los cojones. Para colmo no trajeron a cojos, sino a miembros del extinto Drink Team, incluyendo al pichichi de los tres últimos años y bestia negra de Javi. El bajonazo que nos dio al verlos fue épico, sobre todo cuando solo contábamos con seis jugadores: Javi, Fher, Dani, Joan, Carlos y Pablo.

Comenzamos bien, defendiendo más arriba que de costumbre y saliendo tímidamente, pero sin llegar a puerta. Ellos lo intentaban, pero la defensa espartana volvía a demostrar quién manda en La Pava… y encima con el Fair Play. Pero fue salir el pichichi de Drink Team y todo se fue a la puta. El primer chute que tuvo (y mira que fue nefasto) acabó dentro. La pillaba en a banda y se fue tirando hacia dentro para chutar flojo y pegado al palo. Da lo mismo cómo chute, siempre va dentro y a lugares imposibles. Nosotros seguíamos a lo nuestro, pero dando pena arriba. Cuando nos desmarcábamos, tardábamos lo justo en dar el pase para que el jugador ya no estuviese allí o para que el defensa le diese tiempo para adelantarse. Encima nos dejaban espacio para subir, para que nos confiásemos y perdiésemos el balón. Pese a ello, el segundo no vino de una pérdida sino de una inanición defensiva, dejando al delantero solar un punterazo que Javi llegó a desviar a la escuadra. Sinceramente la primera parte no dio para más, y con el 2-0 y solo un chute en la primera parte no fuimos al descanso.

reguilonTirando a mal… muy mal partido. Seguimos mostrando un juego en ataque tan estático como una delantera de futbolín, unido a una desidia que casi hace que el árbitro fuese la persona que más se movió de los dos equipos. Jugábamos contra un rival directo, Turbo Daily, que se encontraban a dos puntos en la clasificación, pero que con la vuelta de Pepe llevan una buena segunda vuelta. El problema es que con las bajas solo fuimos capaz de formar con cinco jugadores: Javi, Dani, Joan, Pablo y Carlos. Lo bueno es que con la poca intensidad del partido nos cansamos más bien poco. Por su parte, Turbo Daily formó con seis jugadores, presentando la baja de Tillo (menos mal)

El comienzo fue de Turbo Daily, atacando continuamente mientras el Spartak demostraba su solidez defensiva, con más o menos eficacia. La diferencia es que esta vez no éramos capaces de sacar el balón como de costumbre, fallando los pases y consiguiendo solo un poco de tiempo para pillar aire. No es de extrañar que los tiros a puerta comenzasen a llegar. Javi tuvo que intervenir en dos ocasiones claras, una con un chute desde dentro del área sacado con la punta del pie y un mano a mano contra Pepe, que acabó despejando a córner. Y eso sin contar los palos que dieron. Uno de Luis y un larguerazo de Pepe. Vamos, que estábamos jodidos. Y más jodidos cuando finalmente, tras tantas llegadas, consiguieron el empate. Javi despejaba un chute desde la frontal enviándolo al otro palo, para que el mismo jugador y de nuevo desde la frontal, chutase de nuevo para que la pelota pasase por debajo del cuerpo de Javillas, mientras la defensa aún no sabía qué coño había pasado. Con el 1-0, Turbo Daily bajó un poco la presión para ahorra energías y empezamos a sacar el balón con más criterio, pero la verdad es que somos muy lentos en ataque. Cuando pillamos el balón siempre esperamos un segundo más de lo necesario para hacer el pase, acabado cubiertos y haciendo el pase hacia atrás. Tenemos miedo a cagarla en el pase, arriesgando muy poco y facilitando la defensa al contrario. Así que no recuerdo una sola parada del portero en toda la primera parte. A parte de chutes lejanos, lejos de los tres palos, lo más próximo a una jugada de riesgo fue una falta en la que Pablo hizo todo lo contrario a lo discutido con Dani justo antes y que acabó saliendo a la derecha de la portería. Con el 1-0 nos fuimos al descanso.

javipasitosFoto de archivo de los pasitos de Javi cada vez que sale del área. Pues sí, seguimos picando piedra, sacrificando juego ofensivo por mantener un bloque de hormigón en la defensa. Y es que, quieras que no, poder llegar al último minuto con opciones de puntuar siempre será mejor que el jogo bonito y perder de seis. Ante nosotros teníamos a Rejanos… o al menos en parte… bueno solo dos jugadores del equipo original montado en septiembre y con un refuerzo adicional elegido para la ocasión, formando con un total de seis jugadores. Venían de perder varios partidos seguidos, contando con un solo punto más que el Spartak (han ganado cuatro partidos, de los cuales dos son nuestros), por lo que solo podrán quedar terceros, relegándolos a ser un Albert Rivera… es decir, un eterno aspirante. Nosotros a la nuestro, con solo seis jugadores y con Carlos llegando con el partido comenzado. Con las importantes bajas de Fher por curro y la de Víctor por pelota rodante del oeste, formamos con Javi, Dani, Joan, Pablo, Carlos y Jesús, con el pie más jodido que las abdominales de Leticia Sabater. Manu se unió a Alba para darnos apoyo moral y a por las cervezas.

A diferencia de otros partidos, en la primera parte nuestro ataque fue anecdótico por no decir inexistente. Rejanos venían fuerte, por lo que todo el equipo defendía esperando en medio campo. Por mucho que lo intentasen había siempre una pierna que cortaba el pase o el intento de chute. Javi tuvo que intervenir haciendo una doble parada, pero en general no tenían jugadas claras. La presión en nuestro campo era continua, pero si algo hemos aprendido (cosa que sorprendió a Manu) es a mantener la sangre fría y a sacarla más o menos con dignidad. Otra cosa es que la sacásemos al aire, porque realmente nadie estaba arriba. Llegó un momento que con tanta presión no conseguían nada, así que optaron por esperar abajo para que nos abriésemos y nos encargásemos de perder la pelota solitos… como nos conocen. Con algo de espacio arriba y con la llegada de Carlos, que entró corriendo como un gamo, tuvimos la única jugada clara de la primera parte. Joan se la pasaba a Carlos al medio que para deshacerse del defensa se fue escorando a la banda, para finalmente chutar al lateral de la red. Cómo decíamos, la táctica de dejar espacio de Rejanos fue efectiva y en el primer balón que perdimos nos hicieron un uno contra uno, que Javi llegó a tocar con la punta del pie. Pudieron marcar más, sobretodo una jugada en que el pase de la muerte hacia Roger, se transformaba en una pedrada que era incapaz de rematar. También Javi tuvo que aparecer en un par de chutes a puerta, pero poco más hay que decir de la primera parte. Defensa correcta, con Dani tirándose por el suelo en ausencia de Fher pero sin ideas en el ataque, ya que mientras hacíamos la transición de defensa al ataque, Rejanos había tenido tiempo de sobras de volver a su sitio. Tuvimos algo de tiempo para que Jesús y Pablo hiciesen algún chute, pero nada del otro mundo. Así que con el 1-0 nos fuimos al descanso.

machupichuPoco hay que decir de esta noche aciaga, después de venir cosechando buenos puntos. Regalamos un partido con broncas internas, con lluvia y con árbitro que bien podría haber recibido una patada a lo De Jong de Javi. Varias cosas cambiaron este viernes… Alba se hizo la longuis y no vino a animarnos y Joan volvió de su luna de miel. Con estos cambios no podemos saber quién es el gafe, porque necesitamos más información para despejar la x. Así que formamos con Javi, Fher, Dani, Carlos, Pablo y Joan, ya que Jesús fue baja por bailar fuerte durante una boda. En frente teníamos a Hugo’s Friends FC, precisamente sin Hugo, el portero, pero con el pesado de pantalones amarillos borracho a tope.

Con lluvia y con el contrario con solo cinco jugadores (luego se uniría un sexto) el juego del Spartak fue de tiralíneas. Hasta Joan se sorprendió de lo que habíamos cambiado durante su ausencia. No es de extrañar pues que nos pusiéramos por delante del marcador en un abrir y cerrar de ojos. Fher se iba por la banda velozmente y se la centraba a Carlos para marcar sin piedad. No tardaron en empatar con un golazo de falta. Con la pelota tan cerca de la línea del área, el pívot fue capaz de hacer una vaselina muy alta que casi desvía Dani por los pelos (pese a que suene incongruente), para acabar dando en el larguero y botar dentro de la portería. No nos vinimos abajo y con una jugada de pared entre Pablo y Joan, la acabó aprovechando Pablo para marcar de chute raso. Y a partir de ese momento el Spartak desapreció del partido y entró en juego el culo de un jugador, sus brazos de Octopussy y un árbitro que está más preparado para ver el partido en el sofá que estando en un terreno de juego. El culo del jugador en cuestión es de un tipo tirando a gordo, corpulento, pero con unos quiebros y regates bastante buenos. Cuando empezó a entrar en juego (creo que fue el que llegó tarde) nos empezaron a entrar los sudores y a ser incapaces de pararlo. El empate vino con una pared del susodicho que Carlos no fue capaz de seguir, un pase atrás y un chute al palo, mientras Javi ya estaba pegando los primeros gritos, con la mala suerte que el rebote llegó a un jugador fuera de área que chutó fuerte sin oposición porteril. El tercero en contra llegó con una pérdida en medio campo y un contrataque de dos contra uno defendido por Fher, al que se unió Pablo… pero defendiendo al mismo jugador que el defensa espartano, propiciando al ala marcar sin problemas. Comenzaron las broncas de todos contra todos, echándonos las culpas ante la puta debacle de la primera parte. Carlos intentaba poner paz, pese a que Javi le hubiese metido un inmerecido rapapolvo al principio del partido Luego el cuarto, después de que el pívot nos empujase con el culo hasta dentro del área y abrir el balón hacia la banda. El despeje de Javi se dirigía a dentro, así que tiró de pierna para sacarla con la mala suerte de que rebotó en un contrarío y acabó entrando. Para colmo nos fuimos llenando de faltas, llegando a la quinta. Sigo sin entender como un tío de fácilmente 100 kilos, pegando culazos y agarrando no se le pita falta, pero si un tirillas como Dani lo toca sí. El quinto llegó de nuevo con la táctica de empujones de culo acompañados de abrazos del oso para dejar a otro solo y marcar a placer. Primera parte para olvidar dando muchas facilidades y un árbitro equivocándose constantemente.

Copyright © 2019 Spartak de Bruguers.
Todos los Derechos Reservados.