El gay aleatorio

Fher.jpg

Próximo partido

26-04-2019 21:00
 
Spartak
-
Turbo Daily

Último partido

12-04-2019 22:40
 
Spartak
0 : 2
Rejano's Leyends

Acceso

Síguenos en Facebook

Páginas amigas

Usuarios conectados

Hay 170 invitados y ningún miembro en línea

spartakpaloza

Foto de archivo de Carlos intentando volatilizar a Dani con un chute en el estómago, que bien podría habérselo reventando si Dani no fuese una fusión del niño del pijama de rayas y Sirius Black de Harry Potter. El derbi contra Rejanos se presentaba complicado, con solo seis jugadores entre los que se encontraban un Dani sin dejar de currar en dos semanas, Fher con problemas de espalda, Jesús con problemas de piernas, Pablo cansado en general y Javi con los problemas mentales de siempre. Por suerte contábamos con Carlos con el pelo recién cortado, mejorando su aerodinámica al 100%, comprobada en el túnel del viento que consiste en que Dani le sople la oreja mientras Javi mira. Con el calorcito Alba volvía como espectadora, aunque no se lea ya las crónicas… y también el todopoderoso Manu. Por su parte Rejanos contaba con Roger y con un semi-lesionado Alberto, pero sin ningún portero.

Tras un calentamiento estándar de chutar todo fuera o intentando darle a Javi comenzó el partido con Roger como portero. Y la verdad es que no hemos recordad un mejor partido en la vida. Solo nos falta no tener un pie mirando a cuenca. Y es que tuvimos las dos primeras jugadas claras de gol y las dos lideradas por Carlos. La primera con un pase a Pablo que chutaba con la zurda y daba en la cruceta y luego con un uno contra uno ante Roger, que supo salir y anticiparse al remate espartano. La defensa con Dani y Fher también estaba a la altura, cerrando todas las opciones Rejaneras. Las pasaban la línea defensiva eran rechazadas por un Javi más correcto que de costumbre. Rejanos se puso a presionar, algo que nos hubiese jodido la vida, pero ahora con Dani (que a veces se liaba como una cobra) y Fher permitían sacar el balón a Jesús y Pablo para que Carlos aprovechase los huecos para correr como un gamo. De hecho, volvió a tener un mano a mano con el portero con idéntico resultado que el primero. Tampoco vamos a obviar que muchas veces tuvimos que tirar del recurso de patapúm p’arriba, pero en líneas generales teníamos el partido en una fase interesante, teniendo en cuenta la calidad del rival. Pero Rejanos despertó y los últimos siete minutos pusieron en aprietos al equipo espartano, con un Dani al borde de la legalidad. Javi tuvo que parar un chute a bocajarro en línea de gol de Alberto después de un desconcierto defensivo. Dani también fue capaz de desviar un chute al palo, ante los gritos de Javi por una Moonwalkera defensa. También la liamos parda en otra defensa, acabando con Carlos chutando a la boca del estómago de Dani y éste despejando en segunda instancia. Pero con tantos avisos de Rejanos, finalmente cayó el gol, con un chutazo lejano por toda la escuadra. Entre lo bien colocado que iba y que Javi no vio una mierda, poco pudimos hacer. También tuvieron dos faltas al borde de área, pero la barrera evitó el gol. Con el 0-1 nos fuimos al descanso.

unseismoLa impotencia vuelve a reinar en el Spartak. Impotencia por ver como un equipo nos gana con muy poco y no hacemos el ademán de apretar los dientes e ir a por todas. El buen juego mostrado la semana pasada dio paso a la primera derrota de la temporada pese a que en términos generales no jugamos un mal partido. Con las bajas de Briz y Fher, formamos con Javi, Joan, Víctor, Carlos, Pablo, Dani y Jesús. Pese a jugar a una hora no habitual, el calentamiento no cambió un ápice de la tónica general, demostrando otra vez que lo nuestro no son los chutes. Carlos haciendo homeruns, Joan fallando balones de empujar… lo raro es que llegásemos tantas veces al campo contrario.

Ante nosotros teníamos a Hugo’s Friends, antiguo Illfelliu, antepenúltimo clasificado la anterior liga y cuyos últimos enfrentamientos acabaron en derrota por 4-2 y victoria por 2-3. Viendo el resultado de hoy no ha cambiado mucho la cosa. Empezamos bien, con Carlos yéndose de velocidad sin demasiada complicación y chutando a puerta (y bien dirigido), pero por desgracia Hugo, el portero de Hugos’ Friends, tendría su noche, su mes y su año. No importa como llegásemos, salía con gran velocidad y cortaba los ataques o se pegaba mega estiradas. Carlos la tuvo, Pablo la tuvo, Víctor la tuvo y Jesús con un punterazo a medio metro y todas acabaron de la misma forma: paradones. No podíamos creer que llegásemos tanto. Pero entre tanto ataque comenzaron los fallos defensivos. Descontroles siguiendo a los jugadores y para variar, dejando mucho espacio para recibir, darse la vuelta y pensar tranquilamente en que jugada realizar. Aun así, los goles no vinieron de jugadas elaboradas, si no de pérdidas de balón y contrataques fugaces. El primero vino de un corte de balón en medio campo una galopada y un despropósito con Carlos molestando a Dani, Dani molestando a Javi y Javi dando pena, acabando en un pase dentro del área y un recorte combo a Dani y Javi. El segundo no fue mucho mejor, de nuevo un corte en la salida, un pase al ala que estaba completamente solo y un estático Javi que hizo el resto. Y con el 2-0 empezó el desquicie de Carlos… y con razón. Hugo’s Friends se dedicaron a mover el balón una y otra vez, sin peligro ninguno, perdiendo tiempo. Y nosotros mirando, a dos metros, sin presionarles. Los manteníamos a raya defensivamente, sí, pero sin balón es imposible atacar, y ellos lo sabían. Entre tanto dieron un palo y Dani y Joan pudieron anticiparse y cortar varios pases, pero se veían incapaces de pasar arriba, con una delantera estática, de nuevo colocada detrás de los defensas. Solo Carlos y Víctor llegaron a aparecer al final, el segundo siempre a base de recibir mil patadas durante su recorrido, pero con el 2-0 nos fuimos al descanso.

tonitiempoSobretodo cuando vas ganando y Toni alarga el partido hasta que marque el Madrid. Aun así, le queremos igualmebte y no se lo tendremos en cuenta por el posible penalti en contra no pitado. Como decía José Mota, las que entran por las que salen y es que realmente el empate era lo más justo. Después de la derrota por penaltis del miércoles pasado y habiendo desplegado un juego de mierda, necesitábamos un revulsivo para salir del agujero negro en el que nos habíamos metido. Y el revulsivo era tan sencillo como cambiar la táctica bajando a Dani a la defensa con Fher y mover a Carlos a punta. Eso nos permitía sacar el balón y llegar desde segundas con más facilidad y con la velocidad de Carlos, defender en conjunto. Para descubrir si el plan surgiría efecto contamos con Javi, Fher, Joan, Dani, Carlos y media parte de Jesús. En el caso que nos metiesen una paliza, al menos disfrutaríamos del vestuario VIP de la Pava, con siete duchas, alcachofas, ganchos múltiples…

Nos enfrentábamos a un Habemus Papa F.C (con solo cinco jugadores), cuartos clasificados de la pasada temporada y con los que perdimos 8-3 y 6-1 respectivamente. Y el comienzo del partido ya demostró que iba a ser muy diferente a otros partidos. Llegábamos sin problemas, defendíamos con intensidad y a excepción de pequeñas empanadas, no les permitíamos llegar con demasiada claridad y si lo hacían Fher hacía de Puyol y lo evitaba. Con Dani abajo y Habemus presionando, le facilitaban el regateo y el inicio de jugadas de ataque. Jesús, con un señor partidazo, orquestaba las jugadas y una de las más claras casi acabó en gol. Un pase de Jesús llegaba a Dani que aparecía a la derecha del portero, pero su chute colocado acababa impactando en el lateral de la red. Carlos también las tuvo, pero forzado solo podía tirar de chutes lejanos. Incluso Joan (ya recuperado del conjuro Desmayus), más liberado en la defensa con Dani y Fher podía tirar hacia arriba, su lugar original. Javi solo tuvo que intervenir en un par de ocasiones y las sensaciones no podían ser mejores. Por desgracia, aunque habíamos mejorado mucho el juego, nuestra puntería seguía siendo la de siempre. Así que por mucho que atacamos, llegamos al descanso con el 0-0.

eliminadosEl periplo del Spartak por la Copa de Plata ha durado menos que lo que tarda un espartano en bailar al escuchar La Barbacoa. Después de clasificarnos a octavos por la incomparecencia del rival (sic), nos enfrentábamos contra un rival de “nivel”… los antepenúltimos clasificados de la liga de los jueves. A diferencia de otros partidos entre semana, finalmente tuvimos que hacer incluso descartes para no ser doscientos. Con el descarte de Tom y el amago de jugar de Manu, finalmente nos presentamos con Javi, Fher, Jesús, Carlos, Joan, Dani y Tillo, que aprovechaba que habían eliminado a Turbo Daily de la Copa de Oro. Como nota cómica de la noche la de Javi, que se olvidó las camisetas espartanas y le tocó hacer un Colin McRae para llegar a tiempo.

Tras un calentamiento más corto que el tiempo que le queda a Bale en el Madrid, comenzó el partido. Y comenzó mal. Tantas jornadas sin jugar por los parones incompresibles de La Pava nos hacía tener menos forma que Chuck Rock y no tardó en evidenciarse. Radical corrían y corrían, en especial un jugador, capaz de perder la pelota en nuestra área y estar defendiendo para cuando llegábamos. Eso nos indicaba dos cosas, que el tipo corría y que somos lentos a rabiar. Y es que seguimos lastrando los problemas de siempre, tardamos eones en subir el balón (si somos capaces de sacarlo) y cuando lo subimos tenemos a tres jugadores nuestros detrás de tres contrarios. Por lo que lo más normal es que el cierre pierda el balón en algún pase (que nos salieron poquísimos) y que nadie llegue al rescate defensivo. Y es que nos encanta autocubrirnos o desmarcarnos tres para el mismo lado. Ni Tillo tenía su día y es que estaba impreciso en los regates dejándose el balón atrás en varias ocasiones. En una de esas Radical recuperó el balón, le hizo un Boateng a Joan que estaba como para darle por culo y no pagarle, y chutaron ante un Fher solano como los caramelos, que llegó a desviar un poco el balón. No tardamos en encajar el segundo, una doble pared ante Joan y luego ante Javi tuvo la culpa del 0-2. Con el 0-2 pese a un par de ocasiones de peligro, Radical se conformó con defender la ventaja. Joan tuvo alguna ocasión de tacón, Tillo lo intentó varias veces, pero en general el Spartak era totalmente inofensivo. La defensa no tenía ni que moverse, ya nos poníamos cerca suyo sin pedirlo y los pases, incluso a jugadores a dos metros, eran imprecisos y provocaron numerosas pérdidas y regalos. Durante los últimos minutos estuvimos encerrados por Radical, con la manía de dejar espacio para pensar a los contrarios para que nos meen en la cara. Con Javi gritando como un Wookie, con Carlos enchufado al Ventoín y con Joan mareado nos fuimos al descanso.

conocidosVaya nochecita la del viernes. Decir que nos humillaron es quedarse corto. Perdiendo de cinco, encajando siete goles y porque pisaron el freno. Cómo excusa, podemos decir que con su victoria ante el Spartak quedaron terceros de la liga. El último partido jugado por el Spartak lo hicimos en cuadro por las bajas, así que estar tres semanas sin jugar por lo complicado del calendario de partidos aplazados, nos permitía contar con la totalidad de la plantilla menos Briz. Pero esa totalidad se convirtió en cuatro gatos el mismo viernes tarde, con las bajas de Jesús y de Dani. Así que Javi, Carlos, Víctor, Pablo, Joan y Fher firmaron la peor actuación de la liga que, de haber jugado bien, nos hubiese sacado del farolillo rojo in extremis.

Durante el calentamiento ya vimos a Toni hablar mucho con Renacidos y eso es sinónimo de que han jugado en un equipo de fútbol sala DE VERDAD. Como toda regla tiene su excepción, por eso también nos conoce a nosotros… Así que nada más comenzar y cuando comenzaron a rotar, pues vimos que iba a ser jodido. Por si las moscas, Javi firmó su peor partido en años, aunque eso fue lo de menos. Si no hubiese hecho tres Javimuradas, nos hubiesen metido cuatro más. La actitud pasiva del equipo, dejando cuatro metros de margen tanto cuando chutaban como cuando pasaban, fue lo que nos lastró. Así que casi en la primera jugada encajamos el primero, tras un chute de un jugador de Renacidos mientras se caía, que se paseaba lento entre la mano y el pie de Javillas. Ni cinco minutos pasaron, y nos metieron el segundo. Un chute lejano que Javi no veía tapado por los espartanos, que acababa pasando por debajo de las piernas a Joan y a Javi, que cuando lo vio encima solo pudo sacar su pie mocho para facilitar más aún el caño. Me gustaría decir que tuvimos algunos chutes de peligro, pero no es cierto. El portero-jugador de Renacidos no tuvo que hacer una mierda. Y es que, si nuestra defensa parecía más un paseíllo que una defensa, la de Renacidos era defensa dura, con el uso del cuerpo y las ayudas de compañeros. Así que cada vez que nos acercábamos a la puerta, nos robaban el balón sin mucha dificultad. Una de las mejores jugadas fue de Carlos, que recibió un pase de Javi pero dado que el pase anterior había ido al antiguo Gavà Estival, pues la recibió incrédulo y perdió un tiempo precioso. No tardamos en encajar el tercero, con una Javimurada de todo el equipo que permitió un pase largo al pívot, totalmente solo desde medio campo y que, sin dejarla botar, se la coló de vaselina a Javi, que saltó sin los brazos en alto con las quejas de los espartanos de debían creeres que era Dhalsim y que eso hubiese supuesto alguna diferencia. Fue más la salida tarde que la vaselina el problema. Y antes del descanso encajamos el cuarto, con una salida de Javi que acabó en un pase de la muerte que nadie tuvo las ganas de cortar tirándose al suelo. Renacidos eran muy rápidos y nos movían a su antojo, pero dejarles cuatro metros era un puto regalo para ellos y Fher no se podía multiplicar por diez, para cortar los fallos del resto. Con el 4-0 nos fuimos al descanso.

Copyright © 2019 Spartak de Bruguers.
Todos los Derechos Reservados.