El gay aleatorio

Dani.jpg

Próximo partido

Último partido

11-02-2019 22:00
 
FSC Leyendas
1 : 5
Spartak

Acceso

Síguenos en Facebook

Páginas amigas

Usuarios conectados

Hay 324 invitados y ningún miembro en línea

david y tomPues sí, victoria triste. No por ganar, sino por ganar contra cuatro jugadores después de que dos jugadores de Leyendas se lesionasen y se quedasen sin cambios. Más triste es cuando las pasamos putas para ganar aún con esa ventaja. Y es que recuperar el partido entre semana, tres días después de que se lesionasen tres espartanos, nos dejaba en cuadro. Tuvimos que tirar de los espartanos en la reserva y fuimos capaces de formar con seis jugadores y con Fher vestido de corto, pero lesionado. Así que Javi, Joan, Carlos, Miguel, Tom, David y Fher de espectador intentarían conseguir la cuarta victoria espartana.

Durante el calentamiento típico espartano, con Javi y Carlos haciendo el garrulo, un jugador de Leyendas cayó lesionado, quedándose antes de empezar con cinco jugadores justos. Pero claro, cinco jugadores que saben lo que es jugar a fútbol y con un señor porterazo. Con el refuerzo de la tupla de asiáticos y la de Miguel, el Spartak ganó velocidad respecto a su equipo habitual pero también perdió un poco de colocación defensiva. Así que ese fue el juego que se mostró durante los diez primeros minutos, muchas llegadas de ataque con grandes regates de David, pero también muchos problemas abajo. Y es que en poco tiempo Javi tuvo que hacer una de sus cucharas clásicas para evitar el gol, Iván tiró un saque de córner que impactó en el palo y Joan desvió un chute a la puta cara de Javi (lo de los intentos de goles en propia puerta comienza a dar miedo). Con la lagrimilla en el ojo fue capaz de ver a Toni descojonándose del paradón con la cara (y se lo volvió a recordar al descanso) El partido estaba emocionante y totalmente abierto hasta que un jugador de Leyendas cayó lesionado por un movimiento raruno de la rodilla, propiciado por un toque con la pierna de Miguel. Faltaban cinco minutos para acabar la primera parte y lo teníamos todo de cara. Esos minutos fueron del Spartak, con movimientos continuos de pelota, pero sin ser capaces de sortear la defensa ni la portería de Leyendas. Con el 0-0 nos fuimos al descanso.

spartaksHola, soy Javi Knoxville y esto es Spartaks. Suena musiquita y sale Javi potando por la gastroenteritis, Dani corriendo cojo por la rotura fibrilar, Pablo con un termómetro en el culo por la gripe, Fher andando como John Wayne por haber corrido 20 km días atrás, Briz borracho como una cuba en el curro, Carlos ahogándose asmático perdido, Víctor corriendo al lado contrario de la rodilla, Jesús sin saber si romperse por el gemelo o por el abductor (tocó abductor).... y el único "normal" Joan. Y ese es el espectáculo que estamos viviendo ahora mismo en el Spartak. A falta de una semana para que los partidos más importantes y cuando mejor en forma estábamos, no tenemos a nadie para jugar. Pero bueno, parece que no somos los únicos a tenor de los resultados. Rejanos perdiendo contra los cuartos por la cola, The Pink Panther haciendo lo propio contra los que ganamos la semana pasada, FSC Leyendas ganando a Turbo Daily. Este final de fase regular parece ser un despropósito. Cómo decíamos, nos presentamos el viernes con todas las bajas posibles y por haber. Así que solo jugamos con Javi, Fher, Joan, Carlos, Víctor y Jesús. Pero con Fher muy jodido por su última carrera y Jesús con pinchazos en los gemelos.

Jugábamos contra Habemus Papam, tercer clasificado. Un Habemus Papam al completo, con ocho jugadores de veintipocos años. Pero a pesar de la diferencia de puntos… y de edad, con algún cambio más ese partido hubiese caído en nuestro saco. Y es que Habemus, no sabemos si por confianza o desgana, nos dejaban hacer lo que queríamos en ataque. Por supuesto luego está nuestro problema de finalizar, pero eso ya es otra historia. Así que tuvimos las primeras jugadas clarísimas. Carlos y Joan pudieron marcar el primero, pero la recuperación de Carlos no la siguió Joan para buscar el pase de la muerte, así que Carlos probó el chute al cuerpo del portero. Víctor la tuvo también en sus pies, con un pase largo que le dejó solo ante el portero, pero en vez de terminar de puntera, quiso chutar de calidad. Y claro, la calidad de Víctor, es la calidad de Víctor y la acabó tirando fuera. Javi por su parte tuvo cuatro intervenciones ante uno contra uno que desbarató sin ninguna complicación (los cuatro quilos perdidos le han hecho mejorar algo) Y en ese momento se acabó el partido del Spartak. Jesús se rompía del abductor, pese a que venía tocado del gemelo. La lesión llegó en el peor momento, ya que pilló a Carlos con un ataque de asma, que le hizo entrar en modo Julian Ross y del que no se pudo recuperar en todo el partido. En un momento habíamos perdido a Jesús y a Carlos. Y sin gol de Carlos, no party. El resto de equipo se comportó como un jabato. Parando los ataques descafeinados de Habemus y de vez en cuando intentando marcar algún golito. Con ese plan, sin cambios, cojos y medio muertos, solo encajamos un gol en toda la primera parte, que no recuerdo ni como fue. Así que con el 1-0 nos fuimos al descanso.

mejor imposibleDespués de tantas jornadas, creo quedo agenciarme la frase de Forrest Gump. Y es que el Spartak es como una caja de bombones, no sabes cuál te va a tocar. Una semana puede ser el que se va al ataque y no marca ni al arcoíris, otra la que solo defiende y otra la que tiene pocas jugadas de gol y las mete casi todas. El viernes pasado fue una de éstas. Con la vuelta de Briz y Pablo y con la única baja de Víctor, formamos con Javi, Fher, Joan, Jesús, Pablo, Dani, Carlos y Álex. Aunque a Carlos se le fue la pinza pensando que jugábamos a las diez… y menos mal que vino, porque fue el autor de dos de los tres goles de la noche.

Ilfeliu se presentaban con un nuevo portero, por lo que la ausencia de nuestra bestia negra nos permitía tener alguna posibilidad. Pero el comienzo del partido no fue nada alentador. Nos centramos demasiado en defensa, por lo que cuando sacábamos el balón no había nadie para atacar. De hecho, el miedo a que nos pillasen en bragas hacía que nadie doblase al jugador de ataque. Algunos pases largos a Dani (medio lesionado) o Carlos, que no estaba por la labor de correr, fueron los únicos ataques iniciales. En cuanto a la defensa, la mejor defensa de toda la temporada. Ya sé que últimamente digo esto mucho, pero es que vamos mejorando por momentos, sobre todo gracias a Fher, con sus llegadas en el último segundo, que le facilitan mucho las cosas a Javi. Pero ni la mejor defensa del mundo puede quitarnos de encima ese punto de mala suerte que nos acompaña últimamente. En una de tantas llegadas de Illfeliu, el pívot se presentaba ante Javi y lo intentaba regatear, pero el portero espartano sacó su maniobra de la cuchara para quitársela de los pies… con la mala suerte que el balón le volvió a dar en el pie en carrera para entrar. Para colmo a los pocos minutos el árbitro pitó un penalti por mano de Joan, totalmente involuntaria. El penalti fue transformado por el pívot Illfeliu, que tenía un cacao considerable. De hecho, si Javi se lo llega a parar hubiese tocado ir a San Lorenzo. Con el 2-0 en contra, Illfeliu cambió su estrategia, dejando a uno de sus mejores jugadores de cierre (pero en medio campo) lo que nos facilitaba algunas llegadas, pero todas sin premio. Como destacable, un control de Joan que casi se lleva el balón a casa porque no era capaz de bajarlo y una empanada en los cambios… pero del otro equipo. Con el 2-0 nos fuimos al descanso.

un dos tresMétase un gol en propia puerta otra vez. Y ese podría ser un gran resumen de la jornada, tres goles en propia puerta, mala defensa y mala definición pese a llegar ocho millones de veces. Necesitábamos los tres puntos como agua de mayo y jugar contra los últimos (pese a haber jugado cinco partidos menos) nos permitía hacernos ilusiones. De nuevo con las bajas de Pablo (que recuperaremos para el próximo partido como una bola) y Álex, por una causa más que justificada. Así que para jugarnos el farolillo rojo formamos con Javi, Víctor, Fher, Joan, Jesús, Dani y Carlos. Lo más importante del viernes fue la vuelta de Toni como árbitro de la Pava (que nos toque ya que el otro es muy malo).

Poco tiempo dio para calentar y menos para Javi, que tuvo un apretón de los suyos y solo pudo hacerse una parada antes del comienzo del partido. No haber jugado nunca contra el rival no da mucha información, pero viendo que eran del FSC, enseguida se pudo ver la base de su juego. Mover el balón una y otra vez y llegar poco, pero meterlo casi todo. Y eso es lo que pasó. Nuestra defensa estuvo muy lejos de lo visto en anteriores partidos, quizá por las vomiteras de Víctor que estaba hecho una piltrafa o quizá porque vimos que creábamos jugadas sin ningún tipo de complicación y nos íbamos arriba. Sea como fuere, tuvimos una de las míticas empanadas del Spartak y en un abrir y cerrar de ojos encajamos dos goles que nos lastraron para el resto del partido. Primero con un pase a la banda que dejaba al ala solo ante Javillas, que prefirió quedarse en la línea de gol (errooooooor) para tragarse el chute de puntera cruzado. El segundo vino tras un chute en la frontal del área por dejarle tres metros de espacio al jugador de Leyendas y tapar a Javi que solo lo vio el balón una vez dentro. Pero lo dicho, pese al 0-2 en contra llegábamos más que en toda la liga. Y en cada llegada, cada vez peor finalización. Dani se desesperaba cuando sus chutes, incluso los mejor ejecutados, no recibían la recompensa del gol. Para colmo encajamos el tercero, esta vez con un pase de la muerte por culpa de una mala cobertura. Como hemos dicho, la defensa no fue lo mejor de la noche. Pero como diría Terminator, estamos viejos pero no obsoletos, así que sacamos nuestra garra y empezamos a presionar, unos más que otros. Aún nos cuesta entender que si tres presionan y uno se queda a tres metros (Jesús cabrón) la presión sirve para lo mismo que un Just for Men para el Toni espartano. Así que no es de extrañar que todos nuestros goles viniesen de presión y que no se hiciese una puta asistencia en todo el partido. Jesús marcó el primero tras robar el balón y jugársela contra el portero. El segundo fue gracias a una recuperación de Víctor y un posterior chute que, tras parar el portero, llegaba a Joan para volver a chutar y finalmente caer a Víctor que empujaba a placer. Con el 2-3, una sola parada de Javi en todo el partido y numerosos fallos en ataque, llegamos al descanso.

javimurada vaselinaYa dijimos en la crónica anterior que ver a Javi seguro y eficaz no era lo más normal del mundo. Si a sus cantadas añades quedarnos con cinco jugadores a falta de cuarenta minutos para el partido y un árbitro de lo peorcito de la liga (vuelve ya Toni por Dios), pues la derrota está casi servida en bandeja. Cómo decíamos, a las bajas de Víctor por estornudar, Álex con sobrecarta y Pablo poniéndose ciego de asado en Argentina, se unía la de Dani, secuestrado por un indio/americano borderline en el trabajo… al menos pudo venir a por los morros quemados. Así que, con Javi, Joan, Carlos, Fher y Jesús nos enfrentábamos a Turbo Daily, cuarto clasificado y al que habíamos ganado 2-3 en la ida. Tampoco se presentaban con muchos efectivos, con solo un cambio pero con Alberto, que nos acabaría dando guerra.

Con una noche menos fría que la anterior y con Alba de nuevo en la banda comenzó el partido. La principal duda de la noche es cuando alguien caería desmayado de cansancio, teniendo en cuenta a Carlos “Julian Ross” de la semana pasada o a Joan antes de Navidad. Con las energías a tope, al igual que hicimos contra Pink Panther, fabricamos muchísimas jugadas de ataque, gracias a una defensa algo lenta de Turbo Daily. El problema es que finalizábamos de pena, como nos viene pasando demasiado últimamente. Con solo marcar un tercio de las jugadas claras de nuestros partidos la clasificación sería muy diferente. Como nadie quería correr para reservar fuerzas, las jugadas de ataque se basaban en hacer pases largos a Carlos y que se buscase la vida. Los Reyes Magos no le trajeron el pie recto que pidió en la carta, por lo que los chutes si iban un poco desviados. Pero tanto llegar, al final marcó. Fher recuperaba el balón y se lo pasaba a Carlos que, con un par de movimientos, marcaba de caño. Pudieron ser más si no fuese por el tapón con la mano de Turbo Daily cuando Carlos se iba solo. Marcando primero y tirando todo el equipo abajo, le complicábamos los ataques a Turbo Daily, ya que no podían hacer la táctica de pasársela a su pívot para bajarla y cederla a algún costado. Así que su ataque se basó en mover la pelota hasta encontrar huecos un poco forzados. Algunas paradas de Javi en dos tiempos (¡con las manos!) y sobretodo un espectacular Fher, que firmó su mejor partido defensivo de la temporada, nos hacían soñar con la machada. Pero Javi, que veía que no tenía el protagonismo de la semana pasada, quiso chupar cámara. Alberto hacía un pase alto y bombeado al pívot, Javi fue a por él, sudando de la pelota totalmente… y la pelota pasó de largo el pívot y a Javillas que, con su salto milimétrico (nos referimos a la altura del salto) vio como la pelota le pasaba por encima de la mano y entraba. Nefasto, muy nefasto. Pudo medio resarcirse con una parada a bocajarro a los pocos minutos, pero la Javimurada estaba allí, sumando la quinta de la liga para el portero espartano (record mundial) Con el empate, nos fuimos un poco arriba para buscar el segundo, pero continuamos fallones. Carlos, Jesús y Joan tuvieron sus jugadas, pero no acabaron entrando. El resto del tiempo lo dedicamos a defender y con el empate a uno nos fuimos al descanso.

Copyright © 2019 Spartak de Bruguers.
Todos los Derechos Reservados.