El gay aleatorio

Dani.jpg

Próximo partido

Último partido

29-11-2019 21:50
 
Huevones FC
2 : 7
Spartak

Acceso

Síguenos en Facebook

Páginas amigas

Usuarios conectados

Hay 116 invitados y ningún miembro en línea

joan bakeroYa lo decía el gran Delfín. Pero esta vez no ha hecho falta que se caigan las Torres Gemelas, solo la vuelta oficial de Alberto al equipo. Aunque tampoco nos echemos flores, jugábamos contra el último clasificado que aún no ha podido puntuar en la liga. Para ello contamos con Javi, Carlos, Joan, Dani, Fher, Alberto y Víctor, que jugaba su segundo partido en siete jornadas. En la banda disfrutamos con la presencia de Manu, Jesús y Alba, que nos hicieron estar más apretados en cena que un Primark en Black Friday.

Ante nosotros teníamos a Huevones, un antiguo equipo de La Pava, ante el que solo habíamos cosechado un mísero empate allá por abril del 2018. Esta vez más jóvenes y con menos efectivos (eran solo cinco) Aún siendo jóvenes calentaban mejor que nosotros. De hecho, en un determinado momento vimos a tres jugadores mirando estupefactos en medio del campo en qué consistía el nuestro. El partido comenzó como terminó, completamente controlado por los espartanos. Ya era hora de darnos una alegría. Aunque es verdad que seguimos dejando más huecos que el del culo de Víctor después de una visita a la sierra. Por suerte, aún con esas facilidades, no llegaron mucho. Y es que en el tiempo que nuestro primer cambio entraba al campo, ya habíamos marcado dos goles. Primero marcaba Carlos después de chutar malamente (trá, trá) y que el rebote le cayese en los pies para marcar de segundas. El segundo tras un saque de córner de Aberto a Fher que metió de primeras. Huevones tuvieron un par de jugadas, pero el tobillo mecánico de Javi o la gran defensa solucionaba la papeleta. Poco a poco nos fuimos entonando incluso más y las jugadas llegaban continuamente, pero la falta de costumbre evitaba que el marcador fuese más amplio. Pero Joan no lo creyó así y tras una jugada en que acabó en el córner, cedió hacia atrás a Dani que marcó por toda la escuadra como si nada. El marcador era amplio, pero es que fallamos bastante, sobre todo a pases de Javi para que no pudiese puntuar como asistencia. Con el 3-0 nos fuimos al descanso.

sinrojasSeguimos con la sequía de puntos pero continuamos con la mejoría de juego que coincide con la vuelta de Alberto (¿casualidad?) Con la liga avanzada, cada vez se ve que hay dos grupos diferentes. Los cinco equipos en cabeza con empate a diez puntos y los cinco de abajo, peleándonos por las migajas. De hecho, este viernes jugábamos contra el líder de la clasificación, Logorama. Con cada vez menos jugadores por las bajas de Víctor, Joan, Pablo, Manu y Jesús tuvimos que tirar de Alberto y su colega Marc, un jugador rápido y ágil resultando en un gran refuerzo. Formamos así con Javi, Fher, Dani, Carlos, Alberto y Marc.

En el calentamiento nada que destacar que no pase siempre, a excepción de la casi muerte de Toni si el obús de Javi se hubiese desviado unos pocos centímetros. Toni se vengaría de esa acción durante el partido. El partido comenzó muy igualado, cambiando la tónica de los partidos anteriores. Esta vez no disfrutábamos de ocasiones puntuales sino que nuestra presencia en ataque era constante. Así que el partido se basaba en un intercambio de golpes, en los que la defensa (gran Fher) y los porteros se hicieron el actor principal del encuentro. Pero tenían un jugador de gran calidad, alto, con rápidos movimientos y fue el que abrió el marcador… y de qué manera. Pillando el balón en la banda, se regateó a dos de nuestros jugadores para quebrar a Javi y marcar a placer. No tardamos en contestar, con magnífico pase de Marc desde el medio campo, que pasaba entre varias piernas para acabar en Dani que con un toque sutil marcaba de caño el 1-1. En ese momento el partido se volvió bronco, muy bronco… tanto como los Denver. A Logorama no le gustaba que le metiesen el cuerpo, aunque ellos lo hacían hasta la saciedad y se quejaban por cualquier tipo de contacto. En algunos tenían razón, en otros, se les iba la olla literalmente. Y para irse la olla, a la de uno de sus jugadores. Tras una falta no pitada por Toni, el jugador se fue directamente a Dani y le pegó un patadón sin balón, haciéndolo dar una voltereta ninja. Fher exclamó “así acabaremos mal” y el tío se volvió más loco todavía, queriendo pegar a Fher, pidiendo a Toni que expulsase al espartano y que se lo volviese a repetir a la cara. Fher no se cortó y se lo volvió a decir, a lo que respondió “ah, entonces nada”. Sinceramente nos abemos que escuchó, pero todo acabó en una amarilla, que era más roja que el culo de Víctor después de la escapada en la montaña, sobretodo porque no paró de quejarse a Toni. Para colmo, en una jugada posterior volvió a soltar la pierna, esta vez contra Marc. Una acción de nuevo de tarjeta naranaja, pero que Toni no consideró como merecedora de amonestación. Lo peor fue la frase del jugador de Logorama “esta vez he ido a por la pelota”. Lo que significa, sin ningún tipo de duda, que en la primera fue a hacer daño. Con la pelea y el nerviosismo en todo lo alto nos volvieron a marcar, esta vez con una internada en el área y un chute por toda la escuadra. Con el 2-1 nos fuimos al descanso.

maltiempobuenacaraY eso es lo que dio el Spartak, una buena cara ante uno de los cocos de la liga que han ganado a Nelson’s Friends y empatado con C.E.U. Seguimos con las bajas de Manu y Jesús, pero por fin hemos recuperado a medias a Carlos, cabezota donde los haya, que se empeña en jugar sin tobillera. Víctor también fue baja, pero por una salida gay a la sierra y Joan por un compendio de desafortunadas desdichas. Así que formamos con Javi, Fher, Dani, Pablo (mega resfriado), Carlos y Alberto, que volvió a echarnos una mano. En contra Buddhas Family, equipo que vimos jugar contra Nelson’s Friends y que nos dejó con el culo prieto. Después de un calentamiento a base de trampolines y balonazos los unos a los otros (quieras que no, calienta) comenzó el partido, esta vez arbitrado por el Flaco.

A los pocos minutos ya le pillamos el juego a Buddhas, basado en un fútbol fácil, con muchas paredes y velocidad y con una vertiente defensiva dura, a base de cuerpo y empujones. Chutaban a puerta desde cualquier posición, conociendo perfectamente el pepinazo que tenían sus delanteros. A diferencia de otros partidos, no estábamos cerrados abajo. La defensa estática de Buddhas, proporcionaba que nos fuésemos arriba a diferencia de otros partidos. La velocidad de Alberto se nota y eso propiciaba que Carlos, Dani y Pablo, que hizo un gran partido tanto en ataque como en defensa, llegasen en segundas jugadas. Sobretodo Dani, pero sigue chutando como un jugador de Subbuteo después de hacer grandes jugadas. Así que el primero en adelantarse fue Buddhas, con un chute desde fuera del área, colocado al palo y casi la escuadra, que Javi vio cuando lo tenía encima y solo pudo tocar. La verdad es que Javi no tuvo su noche, de hecho, no olió una, lo que permitió que Buddhas se llevase demasiada recompensa en la primera parte, que en otras circunstancias no hubiese sucedido. Si a un portero jugando como el culo se le suma regalos al contrario, pues nos meten dos goles más. Primero con una pérdida en la salida del balón que permitió un tres contra uno, para acabar pasando a la banda y marcar por bajo ante la nefasta salida de Javillas. El tercero fue muy parecido, pero esta vez la pérdida dejó al pívot solo contra el portero espartano, finiquitando con un caño ante la salida de nuestro John Wayne personal. El resto de chutes, eran despejados por la defensa del Spartak sin demasiadas complicaciones. Así que básicamente volvimos a perder balones en la salida del balón, uno de los grandes problemas de esta temporada. Con el 3-0 nos fuimos al descanso.

atrapadosdiamarmotaLa verdad es que podría copiar y pegar la crónica contra CEU y me ahorraría mucho trabajo, pero como siempre pasa algo que destacar, vamos a por ello. Seguimos sin efectivos con Carlos, Jesús, Víctor y Manu lesionados, lo que nos deja sin margen ninguno para formar equipo cada viernes y eso que Carlos ha venido a tres de los cuatro partidos para salvarnos el culo. Y para colmo casi nos quedamos sin portero cuando Javi se pegó un santo piñazo en el vestuario. Así que nos presentamos con Javi, Joan, Pablo, Dani, Fher y Carlos y con Carlos y Manu en la banda, En contra Nelson’s Friends, antes conocidos como Los amigos de Germán, antes conocidos como Hugo’s Friends (imaginación al poder nenas), subcampeones de la liga pasada.

El partido comenzó tarde, casi a las 21:15, tiempo suficiente para que llegase su mejor jugador… como si les hiciese falta. Pero la verdad es que sin el en el campo, es cuando más o menos cuando controlábamos la defensa. Nelson’s Friends comenzaron presionando como locos, cosa que no cambió en todo el partido. Cuando decimos como locos, es como locos, esprintando y pegando empujones a cascoporro. Empujones que nunca eran falta, no importaba que te metiesen el cuerpo bien y luego con la mano te hiciesen un ippon seoi. De hecho, Dani podría salir en la peli de Space Jam, porque tras el viernes, I believe he can fly todo el rato. Con la presión nos costaba horrores sacarla, como siempre, y cuando lo hacíamos no finalizábamos bien. En cambio, ellos no necesitaban mucho para llegar, pero unos grandes Pablo, Joan y Fher, que cortaron mil jugadas y un acertado Javi parando todas las que le venían al cuerpo, mantenían la portería a cero. Pero llegó su jugador estrella, un tío corpulento tirando a gordo, pero increíblemente rápido con los pies, pegando recortes en un palmo y haciendo que todo el que se acerque vuele a lo Mark Lenders. Y cuando entró, se acabó el partido. Es muy complicado pararle, si le esperas te va empujando con el culo, si le entras de golpe te quiebra y para colmo tiene un buen chute. Así que gracias a él nos cayeron dos goles. Primero al llevarse a nuestros defensas para ceder atrás a un jugador solano que marcó pese a que Javi la tocase. El segundo tras recibir un balón alto, pararla con el pecho, tocarla con la rodilla para empalmarla a dentro sin piedad. Todo eso con dos jugadores espartanos empujando y molestando… pero ni con esas. No aguantamos nada mal teniendo en cuenta que solo teníamos un cambio.

doscarasyculoNo pudo ser y pese a aguantar defensivamente gran parte del partido, una serie de catastróficas desdichas en defensa les puso en bandeja el partido a C.E.U. Pero para desdichas las acontecidas durante la semana. Las bajas de Carlos, Fher, Jesús y Manu, todos ellos fijos en las alineaciones del Spartak y la duda de Dani, nos hacía contar el mismo jueves con solo cuatro jugadores. La máquina buscadora de refuerzos se puso en marcha y conseguimos los refuerzos de Alberto y Carlos, formando finalmente con Javi, Joan, Carlos, Pablo, Dani, Víctor y Pablo. Por supuesto Alba no quiso faltar a la cita pese a tener que cenar en sábado y Carlos, recuperándose del esguince, vino a ver la pena que damos desde la banda… ¡pido comprar una GoPro ya! El calentamiento, como de costumbre, con Alberto intentando pegar de hostias a Javi (lo echaba de menos) y Carlos calentando los caños a Javi (no los calentó lo suficiente…)

El partido comenzó con siete jugadores de C.E.U, incluyendo Guille, al gran Marc y como portero, un viejo conocido que nos hizo de árbitro en Sports UB (la puta vida es un pañuelo) Como era de esperar el partido empezó controlado por C.E.U, basando su juego en la rotación, mientras nos dedicábamos a lo nuestro, la defensa al hombre, cansándonos como loco pero que daba frutos, cortando gran parte de sus jugadas de gol. Después de que Javillas calentase las vistas con un chute que salió rozando el palo y provocó las risas de Toni, encajamos el primero. Y es que Javi no había calentado los caños lo suficiente y se comió un chute de Marc desde la frontal del área… sin comentarios. Menos mal que se resarció en hasta tres uno contra uno, que nos hacía mantenernos en el partido. C.E.U también llegó a tener un palo, por lo que como decíamos, solo éramos capaces de defendernos, obligando a Víctor a hacer segadas. De vez en cuando teníamos una ocasión en ataque, normalmente gracias a la velocidad de Alberto, pero no recuerdo que el portero tuviese la necesidad de hacer ninguna intervención. Pero al final de la primera parte, una galopada de Alberto por la banda acababa con un pase desde córner a Dani, que recibía el balón para rematar… y al final el rematado fue él. Penalti, finalmente transformado por Alberto. Con el 1-1 nos fuimos al descanso.

Copyright © 2019 Spartak de Bruguers.
Todos los Derechos Reservados.