El gay aleatorio

alex_gay.jpg

Próximo partido

19-10-2018 22:00
 
Rejano's Leyends
-
Spartak

Último partido

05-10-2018 21:00
 
Spartak
2 : 3
FS Renacidos

Acceso

Síguenos en Facebook

Páginas amigas

Usuarios conectados

Hay 63 invitados y ningún miembro en línea

carlos buscando balonFoto de archivo de Carlos buscando el balón tras un rebote. Qué pesadilla es jugar contra Drink Team, en especial contra Xavi, el pichichi de la liga. No hay partido que juguemos en que no lo decida él solito. Y si encima los palos se ponen de su parte, el hándicap se hace aún mayor. Para intentar escalar posiciones pudimos contar con Aitor e incluso Roger, que descansaba, pero la disponibilidad de la totalidad de jugadores, menos Dani, nos hizo inclinarnos a dar la cara con nuestros efectivos. Así que formamos con Javi, Manu, Fher, Jesús, Carlos, Pablo y Alberto. La pista elegida para el partido fue la 4, la más pequeña y con el césped más desgastado que la imagen de Pedro Sánchez. Con un Alberto tardón y bebiendo una bebida energética más grande que él, comenzó el partido.

Drink Team, como viene siendo habitual, se presentaban solo con cinco jugadores, pero contando con todos sus cracks. Es por eso que decidimos aguantar en defensa, sin pasar de medio campo. Una decisión que provocó más discusiones durante el descanso y el final del partido que de la mítica foto del vestido azul-negro o blanco-dorado. La verdad es que la táctica no vale de mucho si Xavi marca cada balón que le llega. En su primera ocasión, tras recuperar el balón ante una mala salida espartana, chutó cruzada desde la izquierda para buscar en único espacio posible entre el pie de Javi y la portería, que resultó ser el palo, acabando rebotando hacia dentro de la portería. No tardaron mucho en marcar el segundo, pero sigo sin recordar cómo fue. Carlos dice que fue medio comida de Javi, por lo que es bastante plausible. Alberto se volvió a poner la parte ofensiva del equipo a las espaldas y nos acercó con un robo, una serie de paredes con Jesús y un chute casi dentro del área. Continuamos con nuestra defensa atrasada tras encajar el segundo, lo que permitía a Drink Team descansar tranquilamente moviendo la pelota de banda a banda, sin causar demasiado peligro. El problema era que mientras ellos tenían la pelota, nosotros tampoco lo causábamos. Y la cosa empeoró cuando encajamos el tercero, con otro chute de Xavi, esta vez desde dentro del área, recibiendo un pase que nadie hizo el amago de cortar y chutando al palo largo de Javi, que ni siquiera le dio tiempo a ver que estaba allí. En ese momento decidimos apretar un poco arriba y la verdad es que tuvimos varias jugadas. Las mejores un chute de Pablo rozando el segundo palo, una en la que Carlos hizo de John Travolta y el primer palo de la noche. Con el 3-1 nos fuimos al descanso y las discusiones comenzaron: que si tenemos que ir todos arriba, que como vayamos todos arriba nos follan, que Marvel es mejor que DC, que si Dani se ha vuelto más marica tras la operación… Finalmente decidimos ir arriba, pero a regañadientes.

Y la verdad que tenían razón. Si ellos tienen a Xavi, nosotros al pesado de Alberto y aprovechando un pase de Carlos tras recuperar un balón gracias a la presión, consiguió el 3-2 con un chute que acabó elevándose mientras el portero intentaba despejar tres veces desde el suelo. La alegría nos duró un suspiro y nos marcaron el 4-2 en la siguiente jugada. De nuevo Xavi recibía un balón en la banda y con un simple movimiento al lado, se quitaba de encima a Carlos y Javi para marca tras impactar el balón en la mano del portero espartano. Tras el 4-2, en vez de echarnos broncazos, empezamos a animarnos para seguir presionando y dar caña. Para caña la de Alberto y Manu metiendo el cuerpo o la de Fher estirándose para parar la pelota in extremis. Con la presión Drink Team comenzó a tener huecos y grandes jugadas. Una de las más claras fue en la que Javi tuvo que salir fuera del área e hincar la rodilla para desviar la pelota y ser arrollado por el jugador de Drink Team. Menos mal que Pablo estaba atento y se llevó el rebote, porque el árbitro no pito absolutamente nada. Por nuestra parte, dispusimos de dos palos. El primero de Jesús, que algunos espartanos comentan que impacto en el hierro interior, no en el palo propiamente. El segundo tras un chute de Pablo, que Fher dejó pasar inteligentemente pero que acabó impactando en la madera sin que nadie pudiese rematar. Pudimos acercarnos también si no hubiésemos parado una jugada en la que Jesús se llevaba el balón tras pisar al contrario. Seguimos siendo demasiado deportivos… aunque luego se aprovechen de nosotros como el día del pase a la cara. Cuando más cerca estaba el 4-3, nos cayó el 5-2. Jugada calcada a una anterior, en que Javi tenía que salir del área e hincar rodilla, pero en la que esta vez le cardaron una señora vaselina. Rabioso, Alberto marcaba su tercer gol, de nuevo de recuperación y tras un pepinazo ante el portero. Pudimos marcar alguno más con jugadas de Carlos y Pablo o con un chute de Manu, que daba en el portero y de nuevo salía despedido al palo. Los últimos minutos fueron tensos, con los nuevos Bud Spencer y Terence Hill espartanos dando cariñitos.

Partido en el que jugamos con ganas hasta el final. Las diferencias tácticas dieron la razón a que era mejor presionar para hacerles cansarse más, aunque si hubiésemos hecho eso desde el comienzo, con Xavi como estaba, quizá nos hubiesen metido la de Georgie. Hasta que vea a Doc y me deje el Delorean, no podré saber qué hubiese pasado. El objetivo de los partidos restantes, sobretodo el último, está claro: pasársela a Will. Con 32 goles, a uno del tercero y a seis del pichichi, sería una buena forma de ganar algo.

Escribir un comentario

Copyright © 2018 Spartak de Bruguers.
Todos los Derechos Reservados.