El gay aleatorio

Toni.jpg

Próximo partido

18-10-2019 21:50
 
RCD Estropeaos
-
Spartak

Último partido

11-10-2019 21:00
 
Spartak
1 : 7
FS Renacidos

Máximos goleadores

Acceso

Síguenos en Facebook

Páginas amigas

Usuarios conectados

Hay 75 invitados y ningún miembro en línea

impotenciaY también indignación. Después de una temporada de marcadores ajustados, finalmente sucumbimos en el último partido perdiendo de paliza ante Renacidos. Nombre que les venía como anillo al dedo, ya que del equipo titular solo contaban con dos jugadores de los siete que aparecieron, saltándose la normativa de La Pava por el forro de los cojones. Para colmo no trajeron a cojos, sino a miembros del extinto Drink Team, incluyendo al pichichi de los tres últimos años y bestia negra de Javi. El bajonazo que nos dio al verlos fue épico, sobre todo cuando solo contábamos con seis jugadores: Javi, Fher, Dani, Joan, Carlos y Pablo.

Comenzamos bien, defendiendo más arriba que de costumbre y saliendo tímidamente, pero sin llegar a puerta. Ellos lo intentaban, pero la defensa espartana volvía a demostrar quién manda en La Pava… y encima con el Fair Play. Pero fue salir el pichichi de Drink Team y todo se fue a la puta. El primer chute que tuvo (y mira que fue nefasto) acabó dentro. La pillaba en a banda y se fue tirando hacia dentro para chutar flojo y pegado al palo. Da lo mismo cómo chute, siempre va dentro y a lugares imposibles. Nosotros seguíamos a lo nuestro, pero dando pena arriba. Cuando nos desmarcábamos, tardábamos lo justo en dar el pase para que el jugador ya no estuviese allí o para que el defensa le diese tiempo para adelantarse. Encima nos dejaban espacio para subir, para que nos confiásemos y perdiésemos el balón. Pese a ello, el segundo no vino de una pérdida sino de una inanición defensiva, dejando al delantero solar un punterazo que Javi llegó a desviar a la escuadra. Sinceramente la primera parte no dio para más, y con el 2-0 y solo un chute en la primera parte no fuimos al descanso.

La segunda parte fue un puto despropósito, encajando cuatro goles en cinco minutos y dos de ellos regalados por Javi. El primero tras una jugada del pichichi, que Pablo cubrió bien, dejándole sin ángulo, pero su chute dio en la mano de Javi que se lo acabó metiendo, mientras Carlos le ponía la mirada de la muerte. El segundo vino tras una cesión de Carlos a Javi, que se confió yéndose al lado con el balón en los pies, para que el jugador Renacido le acabase robando el balón y chutando sin ángulo. Esos dos goles hicieron daño y vinieron dos más. Uno de los cuales comenzó con un regate en el área contraria y acabó con un chute dentro de la nuestra por parte del mismo jugador. La desidia era total. Con el 6-0 tuvimos un par de jugadas de peligro antes del gol del honor. Fher con un punterazo que sacó el portero y Dani con un chute cruzado. Finalmente Carlos sacó los huevazos para ir corriendo a por un balón perdido que se iba a saque de puerta, robársela al defensa y chutando con rabia para marcar el 6-1. Luego la inexistente defensa hizo que encajásemos tres goles más.

Partido de mierda, con alineación ilegal, pero de mierda. Quedar 1-2 a la ida, que se refuercen como en Avengers: End Game contra el equipo que menos problemas podía darle, que encima hagan trampas asignando los cuatro goles del pichichi a su capitán ausente para ganar el Pichichi, hacen que ese partido sea más tongo que la elección del mundial de Qatar. Sea como sea, el próximo viernes jugaremos el último partido de liga entre nosotros (el contrario no se presenta), juntándonos doce jugadores espartanos de todas las generaciones, convirtiendo ese partido en el mejor final de liga posible.

No tiene derechos para añadir comentarios

Copyright © 2019 Spartak de Bruguers.
Todos los Derechos Reservados.