El gay aleatorio

Pablo.jpg

Último partido

17-09-2021 22:00
 
Spartak
4 : 6
Gavasella

Acceso

Síguenos en Facebook

Páginas amigas

Usuarios conectados

Hay 152 invitados y ningún miembro en línea

paredes

Qué mejor manera de volver a vestir la elástica espartana en partido oficial que con un derbi ante Gavasella en la XV edición del Trofeo Spartak. Por desgracia no soy tan fan de las estadísticas como Enrique, pero creo que Gavasella nos saca bastante ventaja en el cómputo general de victorias y se incrementó aún más tras el partido del viernes. Y eso que Javillas hizo todo lo posible por minar la moral de los grosellas, llegando a hacer aplazar el partido una hora cuando todos los jugadores ya se habían personado en la Pava por una conjunción de ceguera y dedos gordos del presidente espartano, que hizo que reservase la pista a una hora incorrecta. Y ojalá hubiese sido la única cagada de la noche… pero por desgracia no fue así. Lo que si fue una desgracia fue que el cambio de hora no permitió a Aitor jugar el derbi, teniendo que prometerle que se repetiría lo antes posible. Desde aquí le digo: lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir. Después de varias cervezas esperando el comienzo del partido, empezó el calentamiento. Por la parte espartana, nos presentamos con Javi, Manu, Fher, Pablo, Jesús, Carlos y Alberto. Por la parte grosella, Porter, Enrique, Pina, Tomás, Lucas, Moldy y Ureña y parte de la nueva generación de futuros futbolistas.

El Spartak empezó controlando el ataque, que no el juego y en cuestión de cinco minutos chocamos con el palo e hicimos que Porter se tuviese que lucirse con tres paradas. Y ya está…. Ese fue nuestro bagaje positivo durante los veinte primeros minutos. El Gavasella nos pasó por encima sin piedad por una mezcla entre acierto por su parte y muy mal trabajo defensivo por la nuestra. Solo necesitaban a Enrique iniciando la jugada y esperando el momento exacto para poder tirar pases que acababan en paredes y en peligro para nuestra portería, sobre todo por la nefasta actuación del cancerbero espartano. Así que Gavasella se adelantó en el marcador con una jugada de Lucas, que recibía el balón tras una pared no seguida, forcejeaba con un defensa espartano y se quedaba solo en el borde del área para marcar raso ante un Javillas que se quedó clavado (por desgracia, literalmente) y no hizo n el ademán de salir a tapar. El segundo vino de Ureña, posiblemente junto a Aitor nuestras bestias negras. Chute como chute, el balón siempre irá a puerta. Recibió de espaldas en la banda izquierda, consiguió darse la vuelta y le salió un chute al segundo palo que entró sin ninguna oposición. El tercero llegó justo por la otra banda, con una pared no seguida que Tomás aprovechó para controlar de forma que el control se le fue largo y se convirtió en un chute que se tragó Javillas. El cuarto de nuevo, tras otra pared, pero esta vez mucho más exagerada, que llevó a Enrique a hacer un mano a mano ante el portero espartano para regatearlo y marcar a placer. Pudieron ser más si Modly y Pina hubiesen estado más acertados. Parece que es cuarto gol nos hizo despertar, tanto en defensa como en ataque. Por fin Manu y Fher volvieron a ser los de antaño y empezamos a apretar un poco arriba con la ayuda de las piernas largas de Pablo de forma que les complicamos la generación de juego. Por fin seguíamos las paredes y las ocasiones comenzaron a llegar. Tras varios avisos y demostraciones de que tenemos el pie torcido, finalmente Alberto abrió la lata con un potente chute desde la banda. Siguió echándose el equipo a la espalda y consiguió el segundo, esta vez asistido por Carlos y con la suerte de que el balón salió alto cuando Porter ya estaba en el suelo. No tenía suficiente y volvió a marcar y a falta de siete minutos asistió a Jesús para conseguir el empate con un gol fantasma, que no fue tanto. Y luego fallamos lo que no se puede fallar (Carlos y las cervezas no se llevan bien) con múltiples ocasiones solos ante Porter que acababan directamente con chutes fuera (Carlos y los chutes con el exterior tampoco se llevan bien) o al palo (4 palos en todo el partido) Y cuando todo estaba de cara, con un Gavasella desorganizado, llegó de nuevo Ureña para chutar desde la derecha haciendo que Javi abrazase la pelota y después se le resbalase para acabar rebotando en el palo y entrando a gol. Regalo de Navidad, Black Friday, Reyes y cumpleaños juntos. Ese gol nos hundió, Gavasella volvió a hacerse amo y señor del partido, colocándose de nuevo y aguantando la bola como solo ellos saben hacerlo. Lo intentamos, pero de nuevo Ureña nos dio la puntilla con el 4-6 con un chute que, de nuevo, Javillas no hizo nada por atajar.

cronicas marcianasBueno, ¡el Spartak está de vuelta! Y lo hizo como de costumbre… Pero antes de ir al meollo, retomemos la web como la dejamos el 8 de marzo del 2020. Después de un largo confinamiento, La Pava decidió dar por concluida la liga cuando estábamos en el mejor momento y a punto de ganarla… (si todos los equipos hubiesen desaparecido en dudosas circunstancias) dejando desierto el campeón de este año. Lo mismo sucedió con la LFS que lideraba al Alberto, pero esto lo hicimos solo para joder. Tras esa decisión, en julio, el Spartak volvió a jugar un par de amistosos a la altura de nuestra calidad, para dejarlo hasta esta semana, que volvimos a recibir la noticia de que la liga se aplazaba como mínimo hasta enero por cuestiones seguridad… Lo de que vayas a jugar un amistoso y esté todo asediado de gente, con todas las pistas a petar, con un limpiado de vestuarios menos correcto que el protocolo de llamar a una ambulancia, y con una distancia social peor que en un Bukake… ya tal. Así que para quitarnos el mono decidimos montar de nuevo un amistoso. Por un lado, estaba el equipo amarillo formado por Fher, Carlos, Clifford Yuma, Ray y Noé y por otro lado el equipo oscuro, como el final del partido, formado por Javi, Dani, Jesús, Rodrigo y Dani Guillén. Alberto, como nuestro número 5 de Umbrella Academy particular (sobre todo por la estatura), previó un final apocalíptico del partido y decidió no venir pese a las súplicas espartanas.

albertosenalesFoto de Alberto haciendo señas a Carlos para que se desmarque. Tras el valioso empate contra C.E.U el Spartak se enfrentaba a Buddhas Family, tercer clasificado de la liga, con solo cuatro derrotas. Con las lesiones de Fher y Víctor, formamos con Javi, Manu, Joan, Pablo, Dani, Carlos y Alberto. El partido es lo de menos cuando puedas calentar jugando al Futpádel. Cuando dejemos el fútbol pensamos patentarlo. Pero todas las risas se cortaron de golpe al ver al árbitro de la contienda, conocido por pitar un penalti a Joan, a tres metros del jugador. Y no nos defraudó… de hecho no defraudó tampoco al otro equipo.

Con el comienzo del partido, Buddhas demostró que si táctica era clava da la nuestra, tanto en defensa como en ataque, saliendo al contragolpe siempre que robaban el balón. Y pese a que empezamos jugando mejor que en muchos partidos, volvió a aparecer el problema de siempre: falta de definición. Eso sí, está vez no era por malos chutes sino por un gran portero que no era capaz de creerse la suerte que estaba teniendo. Chutes a bocajarro que desviaba con la rodilla, segundos remates que despejaba con una segada… La cosa pintaba mal. Y más mal pintó cuando un doble de Neymar, se regateó a tres jugadores en medio metro y chutaba al primer palo de Javi, colándosela por el único hueco que dejó. Pese al gol continuaba el asedio espartano y conseguimos el empate con un gol olímpico de Dani, pero el árbitro decidió no concederlo diciendo que no le gustaba de dónde había sacado el balón. Los espartanos se lo querían comer y más todavía cuando en la siguiente jugada nos metieron el 0-2, con un chute desde la banda que Javi se comió pese a tocarla y dar en el palo. A partir de ese momento el árbitro no dio una. Por suerte, supongo que para compensar, los perjudicados era Buddhas, hasta el extremo que llegaron a percibir una tarjeta por las reiteradas quejas. Seguimos teniendo ocasiones pero nada, que no querían entrar. Así que más enfados que una mona y con la sensación de que era un excesivo castigo para como se estaba jugando el partido, nos fuimos al descanso.

hastaquemarquemosUna de cal y otra de arena… aunque no sepa cual es la buena. El martes pasado tocó jugar el partido aplazado ante C.E.U, actualmente segundo en la liga. Veníamos de perder contra el penúltimo clasificado y de perder con honor ante Nelson’s, por lo que nuestras expectativas ante C.E.U no eran nada halagüeñas. Aún así formamos con todos los jugadores menos Víctor jugando pues con Javi, Fher, Manu, Joan, Pablo, Dani, Carlos y Alberto. Por su parte C.E.U se presentaron con siete jugadores incluyendo a Marc y Guille.

El partido comenzó con C.E.U presionando a muerte arriba, lo que les condicionó en la parte final del partido. Por suerte, la lección de sacarla ante la presión la tenemos aprendida… la de sacarla jugándola bien… mejor lo dejamos para otro día. Así que el juego se limitaba a C.E.U atacando mediante rotaciones, el Spartak recuperando la bola en defensa, y perdiéndola ante la presión. Pero con esa presión estaban jugando con fuego, con poca defensa y muy adelantada. Así que, en una presión de Dani al último defensa en medio campo, acabamos robando el balón hacia abajo y Fher le puso un balón largo de nuevo a Dani que, sin ninguna oposición, solo tuvo que chutar rasa desde fuera de la portería ante la salida del portero. Pero como siempre, la mala suerte nos acompaña. Marc chutaba un obús que daba en el pecho de Dani y volvía a caer a Marc para tirar por bajo a Javillas, que se comió el gol de caño. No tardamos en recibir el segundo con un mal pase que acabó en un chute desde fuera del área. Incluso pudieron ser más si el chute de Guille no hubiese impactado en el palo tras regatear al portero espartano. Y ese momento es cuando mejor empezamos a jugar aprovechando la presión a nuestro favor y apareciendo continuamente en jugadas de ataque. Sobre todo tuvimos dos muy claras. La primera de Pablo, que recibía solo ante el portero, le hacía un quiebro que lo dejaba en el suelo como Boateng para luego con la puerta vacía… chutar precisamente donde estaba el portero en el suelo. Otra clarísima fue un pase alto de Alberto a Fher de banda a banda, que remataba de primeras para que el portero se hiciese un paradón, saliendo el rechace franco a Dani, que tiró torcido hacia fuera. El portero también tuvo que exhibirse ante un chute de Dani, que volvió a parar con mucha confianza. Con el 1-2 nos fuimos al descanso.

piernacarlosAyer hizo justo un mes de la eliminación de copa ante CD Olimpiakojos. De haber ganado nos hubiésemos enfrentado contra Nelson’s Friends, por lo que el partido del pasado viernes nos servía como resarcimiento y para descubrir que podría haber pasado en la hipotética final. Eso sí, con más bajas que en una cena de las novias de los Bomberos Toreros. Pablo y Alberto no pudieron asistir y Carlos tiene pillada la rodilla por un hilo, como el quarterback de los Simpsons. Así que Víctor salió al rescate a última hora e hizo el mejor partido que se le recuerda. Por su parte, Nelson’s venían al completo, incluyendo al portero y al delantero gaditano, para mí el mejor delantero de la liga.

La táctica contra el actual campeón de copa era clara, plantar el autobús y esperar a que sonase la flauta con Carlos en punta. Y la verdad que la táctica nos fue a la perfección en la primera parte. Con una orden muy clara de cubrir el delantero gaditano, increíblemente ejecutada por Víctor y Manu, el ataque del Nelson’s se veía reducido a chutes lejanos sin demasiada dificultad. Y es que, si quitas a ese jugador, Nelson’s se transforma en un equipo ganable… si no tuviesen al portero. Así que cada vez que recibía de espaldas y se daba la vuelta, Víctor se tiraba al suelo cortando el chute. Y no paró de hacerlo una y otra vez. Fher hacía lo propio y Manu cambiaba la forma de defender por una batalla de cuerpos. Con su punta de ataque cubierta, solo quedaba molestar al resto de jugadores y de eso se encargaron Joan y Dani, que tras cortar se la intentaban ceder a Carlos con más o menos acierto. A todo ese le añadimos un poco de picardía, haciendo faltas cuando eran necesarias en vez de hacerles el pasillo. Pero no todo iba a ser maravilloso. Al tener plantado el autobús, teníamos menos ocasiones que el Madrid. Aunque nos movíamos algo mejor que de costumbre, con un Dani más abajo abriendo juego, el portero salía del área para cortar los pases in extremis cuando ya nos presentamos contra el portero. Una de las jugadas más claras fue una carrera de Carlos que acababa pisando el balón y casi descuajeringarse la pierna “buena”. Javi solo tuvo que intervenir en cuatro ocasiones y el palo nos salvó de encajar el primer gol, así que nos fuimos al descanso con el mismo marcador inicial, 0-0.

Copyright © 2021 Spartak de Bruguers.
Todos los Derechos Reservados.