El gay aleatorio

Carlos2.jpg

Último partido

17-09-2021 22:00
 
Spartak
4 : 6
Gavasella

Acceso

Síguenos en Facebook

Páginas amigas

Usuarios conectados

Hay 158 invitados y ningún miembro en línea

paredes

Qué mejor manera de volver a vestir la elástica espartana en partido oficial que con un derbi ante Gavasella en la XV edición del Trofeo Spartak. Por desgracia no soy tan fan de las estadísticas como Enrique, pero creo que Gavasella nos saca bastante ventaja en el cómputo general de victorias y se incrementó aún más tras el partido del viernes. Y eso que Javillas hizo todo lo posible por minar la moral de los grosellas, llegando a hacer aplazar el partido una hora cuando todos los jugadores ya se habían personado en la Pava por una conjunción de ceguera y dedos gordos del presidente espartano, que hizo que reservase la pista a una hora incorrecta. Y ojalá hubiese sido la única cagada de la noche… pero por desgracia no fue así. Lo que si fue una desgracia fue que el cambio de hora no permitió a Aitor jugar el derbi, teniendo que prometerle que se repetiría lo antes posible. Desde aquí le digo: lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir. Después de varias cervezas esperando el comienzo del partido, empezó el calentamiento. Por la parte espartana, nos presentamos con Javi, Manu, Fher, Pablo, Jesús, Carlos y Alberto. Por la parte grosella, Porter, Enrique, Pina, Tomás, Lucas, Moldy y Ureña y parte de la nueva generación de futuros futbolistas.

El Spartak empezó controlando el ataque, que no el juego y en cuestión de cinco minutos chocamos con el palo e hicimos que Porter se tuviese que lucirse con tres paradas. Y ya está…. Ese fue nuestro bagaje positivo durante los veinte primeros minutos. El Gavasella nos pasó por encima sin piedad por una mezcla entre acierto por su parte y muy mal trabajo defensivo por la nuestra. Solo necesitaban a Enrique iniciando la jugada y esperando el momento exacto para poder tirar pases que acababan en paredes y en peligro para nuestra portería, sobre todo por la nefasta actuación del cancerbero espartano. Así que Gavasella se adelantó en el marcador con una jugada de Lucas, que recibía el balón tras una pared no seguida, forcejeaba con un defensa espartano y se quedaba solo en el borde del área para marcar raso ante un Javillas que se quedó clavado (por desgracia, literalmente) y no hizo n el ademán de salir a tapar. El segundo vino de Ureña, posiblemente junto a Aitor nuestras bestias negras. Chute como chute, el balón siempre irá a puerta. Recibió de espaldas en la banda izquierda, consiguió darse la vuelta y le salió un chute al segundo palo que entró sin ninguna oposición. El tercero llegó justo por la otra banda, con una pared no seguida que Tomás aprovechó para controlar de forma que el control se le fue largo y se convirtió en un chute que se tragó Javillas. El cuarto de nuevo, tras otra pared, pero esta vez mucho más exagerada, que llevó a Enrique a hacer un mano a mano ante el portero espartano para regatearlo y marcar a placer. Pudieron ser más si Modly y Pina hubiesen estado más acertados. Parece que es cuarto gol nos hizo despertar, tanto en defensa como en ataque. Por fin Manu y Fher volvieron a ser los de antaño y empezamos a apretar un poco arriba con la ayuda de las piernas largas de Pablo de forma que les complicamos la generación de juego. Por fin seguíamos las paredes y las ocasiones comenzaron a llegar. Tras varios avisos y demostraciones de que tenemos el pie torcido, finalmente Alberto abrió la lata con un potente chute desde la banda. Siguió echándose el equipo a la espalda y consiguió el segundo, esta vez asistido por Carlos y con la suerte de que el balón salió alto cuando Porter ya estaba en el suelo. No tenía suficiente y volvió a marcar y a falta de siete minutos asistió a Jesús para conseguir el empate con un gol fantasma, que no fue tanto. Y luego fallamos lo que no se puede fallar (Carlos y las cervezas no se llevan bien) con múltiples ocasiones solos ante Porter que acababan directamente con chutes fuera (Carlos y los chutes con el exterior tampoco se llevan bien) o al palo (4 palos en todo el partido) Y cuando todo estaba de cara, con un Gavasella desorganizado, llegó de nuevo Ureña para chutar desde la derecha haciendo que Javi abrazase la pelota y después se le resbalase para acabar rebotando en el palo y entrando a gol. Regalo de Navidad, Black Friday, Reyes y cumpleaños juntos. Ese gol nos hundió, Gavasella volvió a hacerse amo y señor del partido, colocándose de nuevo y aguantando la bola como solo ellos saben hacerlo. Lo intentamos, pero de nuevo Ureña nos dio la puntilla con el 4-6 con un chute que, de nuevo, Javillas no hizo nada por atajar.

Gran derbi, divertido, inesperado que se podría haber acabado cinco minutos antes y haber acabado en tablas. Nos costó horrores pasar del modo pachanga al modo partido serio y dimos muchas facilidades en los primeros veinte minutos. Cuando por fin entramos en el partido vimos la luz, pero Javi se encargó de apagarla.

Esperemos volver a repetirlo cuanto antes, esta vez a las 9 y con Aitor.

xv trofeo spartak

Escribir un comentario

Copyright © 2022 Spartak de Bruguers.
Todos los Derechos Reservados.